Ventajas de cultivar tu propia hierba

Rate this post

El número de personas que actualmente cultivan cannabis está aumentando diariamente, la gente ya está cansada de que la engañen, y le ofrezcan a precio de oro algo que cuesta muy poco conseguir. Con fin de que este número de auto-cultivadores siga aumentando, aquí os traemos una lista con algunas de las ventajas de cultivar tu propia hierba, con la que esperamos motivaros a que empecéis rápidamente con vuestros cultivos.

Cuando ya llevas varios cultivos de experiencia, te das cuenta de que la mejor marihuana del mundo es sin duda la que cultivas en casa, obviamente existen genéticas cuyo potencial es mayor, u otras cuyo sabor te deja sin palabras, aunque siempre notarás una gran diferencia con cualquier variedad que tú mismo hayas cultivado.

Fumar la variedad que quieras cuando quieras

Los cultivadores de exterior pueden colocar tantas plantas como su zona de cultivo les permita, por lo que la mayoría pueden permitirse colocar gran variedad de genéticas, y obtener así una cosecha muy variada. En interior en cambio, para facilitar el cultivo suele colocarse todas las plantas de la misma genética, ya que disponemos de un espacio menor y pueden formar estructuras muy diferentes. Después de la primera cosecha solo dispondremos de una genética, pero no acabaremos con ella antes de que la segunda esté lista para cortar, por lo que se irá acumulando hasta que contemos con una colección muy variada.

Seleccionar la genética que vas a cultivar te permitirá desarrollar cepas más potentes, buscar los sabores más pintorescos o las extracciones más abundantes. Si tienes que acudir al mercado negro, seguramente te tocará quedarte con una variedad aunque no te guste, o como mucho te darán la posibilidad de seleccionar entre varias.

Garantía del 100% de que sabes lo que fumas

Además nunca tendrás la garantía de que la variedad que selecciones sea exactamente la que te están diciendo, pues una de las estrategias más utilizadas es la de buscar genéticas especialmente por su capacidad de producción, sin pensar en su sabor o en su efecto. Posteriormente la ofrecen con nombres mucho más conocidos y buscados por los consumidores, de manera que consiguen deshacerse de ella rápido y a precio de oro.

Producto libre de químicos, metales pesados o insecticidas

Cuando se cultiva con fines comerciales, normalmente suele hacerse uso de los catalogados como fertilizantes químicos, aquellos que buscan maximizar el tamaño y densidad de los cogollos, con el único fin de obtener una cosecha muy pesada. Estos fertilizantes pueden dejar restos de metales pesados y químicos en la composición de la planta, que posteriormente pasan a nuestro organismo cuando la consumimos, aumentando la toxicidad de la hierba.

Los grandes cultivadores suelen recurrir a esquejes para ahorrarse el periodo vegetativo, por lo que suelen adquirir estos y colocarlos directamente a florecer. Estos esquejes suelen venir con araña roja ya heredada de la planta madre, la cual ha sido tratada con insecticida múltiples veces, lo que causa inmunidad a las arañas frente a cualquier insecticida. Todo cultivador que adquiera estos esquejes, se mantendrá todo el cultivo aplicándole insecticidas hasta pocos días antes del corte, por lo que no le dará tiempo a depurarlos.

Calidad inmejorable

Como hemos mencionado anteriormente, una de las mayores diferencias de la marihuana que uno mismo cultiva, es la retirada de químicos en el agua de riego, que deberemos sustituir por fertilizantes orgánicos. Estos abonos de procedencia natural, no buscan hinchar el cogollo garantizando una cosecha mayor, sino que estimulan los procesos internos de la planta, mejorando así su producción de aceites internos, su capacidad de alimentación y finalmente su tamaño. La presencia de terpenos y de cannabinoides será bastante más elevada, lo que mejorará tanto el sabor como la potencia de la hierba.

Gran ahorro económico

Es sabido que este es el motivo principal por el que muchos consumidores se suman al mundo del autocultivo, ya que los elevados precios del mercado negro actual, prácticamente les obligan a ello. Colocando una lámpara de 600w aumentará la factura de la luz y lo notaremos todos los meses, pero aun así no será comparable con el precio de oro al que se encuentra la marihuana actualmente, por lo que el ahorro será muy notable. Además un cultivo con 600w y un mínimo de experiencia, puede ofrecer cosechas más que suficientes para suministrar a 2 consumidores, siendo una opción perfecta para compañeros de piso, parejas, o amigos que deseen ahorrar compartiendo gastos.

Agradables ratos cara tu plantas

Al realizar los primeros cultivos, pueden presentarse problemas de todo tipo, que suelen agobiar a los cultivadores y aportarles todo tipo de dudas. Estas pequeñas dudas van desapareciendo conforme la experiencia en el cultivo es mayor, mientras que poco a poco se va convirtiendo en una rutina y van desapareciendo los agobios. Una vez ya conoces las plantas y su desarrollo, sentarte a observarlas con un porro entre las manos se convertirá en una agradable costumbre, donde puedes tirarte horas observándolas y desconectando del resto del mundo.

Rascar las tijeras

Posiblemente uno de los momentos favoritos de todo cultivador, pues no solo ha finalizado su cosecha y está dejando sus plantas listas para poner a secar, sino que va a disfrutar de uno de los porros más codiciados. La resina que se pega en las tijeras mientras cortas y pelas tus plantas, se acaba convirtiendo en una especie de masa llena de tricomas, que podemos rascar y liar en un porro. Esta resina hará que todos tus colegas quieran ayudarte en el momento que cortes tus plantas, pues querrán disfrutar de ese porro especial que solo aparece una vez por cultivo, y que muestra toda la potencia de la hierba que acabas de cortar.

Si no te parecen motivos suficientes, te animamos a que realices tu primer cultivo y valores por ti mismo. No hace falta una gran inversión para desarrollar una planta en exterior, y cuando compruebes todos los factores anteriormente mencionados, seguro que no quieres volver a pagar un precio desorbitado por un producto que como tú mismo comprobarás, cultivarlo se convierte más en un hobbie que en un trabajo.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Las autoflorecientes más productivas

Rate this post   Seleccionar una variedad que ...

Buscar