Noticias

Evolución de las autoflorecientes

Rate this post

La evolución de las autoflorecientes es algo que tenemos encima y debemos aprovecharnos de tal, pues hay todo un mundo de diferencias entre esas autoflorecientes que aparecieron en un principio y las que encontramos hoy en día en el catálogo de cada banco de semillas.

Para comprender esa evolución, es necesario conocer la procedencia de estas genéticas, y como se han ido desarrollando con el paso del tiempo.

Las plantas de temporada siempre han estado a nuestro alcance, miles de genéticas diferentes con propiedades diferentes, pero todas con un ciclo de desarrollo muy similar. Mientras tanto, en Rusia y Siberia se desarrollaba una genética conocida como Ruderalis, la cual contaba con un ciclo vital de solo 2 meses, incluyendo la fase de crecimiento y la de floración.evolucion de las autoflorecientes foto de ruderalis silvestre

Los breeders siempre habían ignorado esta genética debido a que mostraba unos niveles de THC y un sabor prácticamente nulos, por lo que no encontraban ninguna característica en ella que les llamara la atención, hasta que un día alguien pensó que podría servir para reducir la duración total del cultivo.

Los resultados fueron mejores de lo que nadie esperaba, habían conseguido plantas de marihuana que se desarrollaban en tiempos récord, aunque el peso de su producción y la calidad del mismo eran inferiores a lo esperado. Su desarrollo se finalizaba en poco más de 2 meses desde la germinación de la semilla, algo que sorprendió a los primeros breeders que las probaron, ya que no se había producido ningún cambio de ciclo.

Se formaban ejemplares con un solo tronco y ramificación muy débil, que rara vez superaban los 30g. La cantidad de cannabinoides mostrada era mínima, lo que reducía la potencia de la misma, además de que los sabores mostrados por autos no eran precisamente destacables.evolucion de las autoflorecientes foto de autofloreciente clasica

Aun así, muchos bancos de semillas decidieron sacar sus nuevas variedades a la venta, teniendo una aceptación muy buena por parte de los cultivadores. Fueron muchos los que se atrevieron a probar estas revolucionarias cepas, lo que llevó a muchos de ellos a obtener una de las peores experiencias en todo su tiempo como cultivadores. Otros cultivadores en cambio, consiguieron aprovechar esa resistencia a los cambios lumínicos para comenzar sus cosechas en exterior, ya que debido a las farolas o a otros agentes externos, no podían cultivar genéticas normales.

Tras varios años realizando pruebas, han conseguido ir eliminando estos defectos, hasta el punto de que realizar un cultivo con ellas, puede ser altamente productivo. A día de hoy, prácticamente todas las genéticas de temporada cuentan con su versión autofloreciente, consiguiendo recrear perfectamente su sabor y su efecto.

Generación tras generación se han ido seleccionando fenotipos, que posteriormente se volverían a cruzar con la genética de temporada original, consiguiendo así recalcar sus características sin perder el gen responsable de su inicio de floración automático.

El único punto que tienen en contra las autoflorecientes de generaciones más altas, es que su tiempo de desarrollo aumenta, llegando a superar los 3 meses en muchas ocasiones.  Aun así, cualquier cultivo de autoflorecientes durará un mínimo de 2 meses y unas 2-3 semanas, por lo que esperar hasta 1 mes más no debe ser problema, pues recompensarán con creces el tiempo de más que dura el cultivo.

Podemos encontrar autoflorecientes de 4ª, 5ª, o 6ª generación, cuyas estructuras ya muestran un tamaño superior al esperado en un cultivo típico de autos, mientras que la producción de brazos también suele aumentar en gran medida.evolucion de las autoflorecientes foto de autfloreciente de 4ª generación

En la mayoría de bancos de semillas, encontraremos autoflorecientes de 4ª y 5 ª generación, que poco a poco irán sustituyendo las autoflorecientes clásicas, hasta que estas desaparezcan totalmente del mercado. Otros bancos además, incluyen en su catálogo autoflorecientes de 6ª generación y las bautizan con el mismo nombre pero con un XL o un XXL al final, especificando el gran vigor de dicha genética. En cualquier banco que ofrezca 2 versiones de la misma autofloreciente, deberemos seleccionar siempre la versión más larga, tendremos un cultivo algo más largo, pero en algunas ocasiones será hasta el doble de productivo.

Algunos bancos como Buddha Seeds o Fast Buds se han especializado en variedades autoflorecientes, sus catálogos incluyen una selección de autoflorecientes más grandes y vigorosas que las que presentan otros bancos, sin necesidad de anunciarlas como genéticas más vigorosas. Todo el que las ha probado, ha quedado sorprendido por las características de sus cepas, motivo por el que ambos bancos de semillas cuentan con un gran listado de cultivadores que únicamente desean sus genéticas.

evolucion de las autoflorecientes foto de deimos de buddha seeds

Viendo cómo se han desarrollado estas genéticas en unos 10 años, solo nos queda esperar para ver que más novedades pueden ofrecernos estas autoflorecientes, que poco a poco se van convirtiendo en el objetivo de muchos cultivadores.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ventajas de cultivar tu propia hierba

Rate this post El número de personas que ...

Buscar